viernes, 14 de octubre de 2016

Capítulo 8: Te invito a un helado

Una chica de cabello rubio con coletas estaba sentada en una de las mesas del salón, completamente sola. El resto de su equipo había desaparecido completamente hacía un rato, dejándola sola comiendo un helado. Llevaba un bonito vestido rosa, largo, con una cinta de piedritas por debajo del pecho y sujeto a un solo hombro.

Un chico castaño la vio en aquel momento y, puesto que estaba bastante aburrido, decidió entretenerse con la pobre chica. El castaño se acercó hasta ella, colocando ambas manos en el respaldo de la silla en la que la jugadora estaba sentada, inclinándose un poco hacia ella.

- Hola, linda, ¿quieres pasar un buen rato? -Le preguntó, deslizando una de sus manos por el hombro de la rubia.-

- ¿C-Como dices? -Le dijo la chica, separándose un poco del castaño.-

Una sonrisa apareció en el rostro del muchacho, quién se deshizo rápidamente de la distancia entre ambos, susurrando un “Demos una vuelta, ¿si?” muy cerca del oído de la rubia. 

Pero antes de que ella pudiese hacer algo, una mano se colocó en el hombro del molesto chico, apartándolo de la de coletas.

Ninguno supo en qué momento había llegado aquel chico de cabello verdoso, pero ella lo agradecía internamente.

De un rápido movimiento, el peli-verde separó al castaño de la chica, dejándole claro que la estaba molestando y que, si no quería tener problemas, lo mejor era que se fuese. 

Tras un simple “Tsk...” el castaño se alejó, murmurando una serie de maldiciones contra el de cabello verdoso.

- M-Muchas gracias...-Le agradeció la rubia, con un ligero rubor cubriendo sus mejillas.-

- No fue nada -Respondió, viendo después que la rubia había estado comiendo helado.- ¿Te gusta el helado?

- ¡Si, me encanta! -asintió un par de veces, con una pequeña sonrisa, viendo como la del chico se ampliaba.- Por lo que parece, a ti también 

- Vivo por ellos -bromea, haciendo que la rubia suelte una leve risita.- ¿Te apetece ir a buscar uno? Te invito 

Tras un “me encantaría” de la chica, ambos fueron con sigilo a la salida de aquel lugar, corriendo después hasta llegar a una heladería.

- Pero...¡está cerrada! -dijeron ambos, dándose cuenta después de la hora que era, por lo que empezaron a reírse.-

Decidieron que lo mejor sería ir de nuevo a la fiesta, pero esta vez sin correr. Estuvieron hablando un poco hasta llegar allí, principalmente sobre los gustos de ambos. Descubrieron que no solo tenían en común su amor hacia el helado, sino muchas otras cosas. 

Una vez que entraron, una chica que parecía ser un poco mayor que ellos se acercó a la de coletas, agarrándole la mano mientras tiraba de ella, separándola del chico a pesar de la insistencia de ella por detenerla.

- Tenemos que irnos o la entrenadora se enfadara -le dijo cuando la chica de coletas intentó regresar hacia el chico.- ¡venga!

- ¡Y-Ya voy! Esto...bueno... Ya nos veremos~ -Le dijo al chico antes de ser arrastrada por su compañera de equipo, despidiéndose de él con la mano.-

- Adiós, em...¿Cuál es tú nombre? -le preguntó entre la gente, pero, a pesar de que le respondió, no logró comprenderlo.- Demonios...-murmuró, tratando de seguir a las dos chicas, pero había demasiadas personas entre ellos y no consiguió alcanzarlas.-

* * *

Llevo un siglo sin traer capítulo nuevo, lo sé >.<

Pero ya llegó, tranquilos :3

¡Espero que os haya gustado mucho!





PD: Vestidito y máscara~~


2 comentarios:

  1. POR FIN! Jajajaja xD
    Una pena que poco a poco vayamos dejando blogger debido a las responsabilidades y estudios :/
    Me han encantado todos los capítulos editados ^^
    Espero el próximo con ansias ^^
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que alguien siga por aquí y que te hayan gustado los capítulos~~ ^w^
      ¿Qué opinas de la nueva decoración? :3
      Besitos inazumeros~

      Chauu~~

      Eliminar